Las porciones a la hora de hacer un plan de alimentación personalizado, son clave! Muchas veces a los pacientes les da pereza medir, lo cierto es que, es la única forma de que una persona pueda cubrir sus requerimientos de manera adecuada, porque al ojo o con medidas caseras, puede resultar un exceso de todo.

Sin importar si lo que estamos comiendo es saludable, si nos excedemos, pues tendremos un superávit calórico, que repercutirá directamente sobre nuestro porcentaje de grasa (si buscamos reducirlo, entonces será difícil ver resultados).

En este ejemplo, la mantequilla de maní/ cacahuete, si es una opción hecha 100% de maní/ cacahuete, es entonces una opción saludable. Pero, la mayoría de sus calorías, son provenientes de las grasas que aporta, siendo entonces un alimento que en altas cantidades, se vuelve hiper-calórico.

Entonces, hay que poner atención a este tema, ciertamente, con el tiempo, los pacientes que realizan un plan de alimentación personalizado, se van habituando a las medidas y fácilmente agarran el hilo de cuánto les corresponde comer por tiempo de comida. Además, con la práctica, se va haciendo más cómodo ir midiendo aquellos alimentos que son más difíciles de deducir al ojo (la avena, el arroz, la quinoa, etc)

Las cucharas medidoras y las tazas medidoras, las pueden conseguir en cualquier tienda de chinos y en Amazon. También en algunos países se consiguen en tiendas por departamento, supermercados y/o farmacias.