Aquí les dejo un artículo que redacté para la edición de septiembre 2015 de la revista Panamá Sports Magazine

Hoy en día, existe una gran polémica a la hora de saber cuál leche elegir. A mi parecer, en este mundo de nutrición nada posee la verdad absoluta, simplemente existen diferentes puntos de vista e ideologías.

En realidad se denomina “leche” a la secreción nutritiva de color blanco opaco producida por las glándulas mamarias de las hembras de los mamíferos. Por ende, a las “leches” de frutos secos u otras sustancias, no debería llamárseles propiamente leche sino “bebidas” de (…).

El rechazo a la leche de vaca

Ahora bien, actualmente se han impuesto muchas teorías que se oponen al consumo de leche de vaca por parte de lo humanos. Ciertamente, si lo analizan desde el punto de vista biológico, el ser humano es el único que continúa bebiendo leche después de la lactancia materna, y más extraño aún, siendo de un ser vivo que no es de su especie.

Las teorías que se oponen al consumo de leche de vaca, apoyan el hecho anteriormente mencionado, sumado a la presencia de lactosa, grasas saturadas (en la versión entera) y hormonas encontradas en la misma.

En mi opinión, no es necesario satanizar un alimento, todo se trata de un balance y elegir las porciones y versiones correctas. Es decir, si buscas perder grasa corporal, seleccionar una leche descremada será ideal. Además, si tienes problemas para digerirla porque te produce gases/ flatulencias y distensión abdominal, puedes seleccionar la versión descremada y deslactosada para evitar este problema.

 

La verdad sobre la leche deslactosada

Aprovechando la mención del tema de la leche deslactosada, es necesario aclarar que la leche deslactosada no deja de tener lactosa, sino que en su proceso de industrialización, le agregan la enzima lactasa, necesaria para su digestión; lo que hace que cuando la ingieras, recibas con ella, las enzimas que no produce tu cuerpo, (o que produce en poca cantidad) para su digestión.

Leche de soya y posibles riesgos para la salud

Problemas de la tiroides

Beber leche de soya puede interferir con la capacidad del cuerpo de absorber medicamentos para la tiroides, de acuerdo con la “American Thyroid Association”. También puede causar problemas en caso de que la persona tenga deficiencia de yodo o si se tiene alguna falla en el funcionalmiento de la glándula tiroides. Las isoflavonas presentes en la leche de soya pueden disminuir la cantidad de yodo en el cuerpo, lo que puede llevar a un mal funcionamiento de la tiroides. Sin embargo, la Universidad “Maryland Medical Center” apunta que en Estados Unidos la mayoría de la gente consume sal yodada, lo que desequilibra cualquier pérdida yodo al consumir soya.

Cáncer de mama y próstata

Asimismo, otros estudios han demostrado que leche de soya contiene fitoestrógenos, una hormona similar al estrógeno. Los fitoestrógenos pueden tener un efecto hormonal relacionado con varios tipos de cáncer, en particular el cáncer de mama y el de próstata. Los estudios han demostrado que esta bebida y otros productos de soya, pueden estimular el crecimiento de células cancerígenas en los senos, de acuerdo con la Universidad “Maryland Medical Center”. Sin embargo, la investigación no es concluyente y aún faltan estudios por hacer.

Infertilidad en hombres

Del mismo modo, estudios realizados por el Departamento de Nutrición de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, concluyen que la leche de soya y otros productos de soya contienen isoflavonas, las cuales se han relacionado con la disminución de la fertilidad en hombres, disminuyendo la producción de esperma.

¿Y entonces, cuál?

En mi opinión, todo dependerá de los gustos y los objetivos que tenga cada persona. Todo va a radicar en la regulación de las porciones ingeridas. Nada en exceso es bueno y todo puede consumirse con su debida moderación.

Actualmente existen un millón de alternativas en cuanto a estas bebidas; de almendras, de avellana, de soya, de coco, de marañón (cashew), de quinoa, de arroz, de hemp (cáñamo), de avena, etc.

 

Es importante seleccionarlas siempre sin azúcar (unsweetened) y si existen versiones bajas en grasa y/o fortificadas, mucho mejor.

A continuación menciono la información nutricional de 4 en específico:

Tipo de leche (Habrán variaciones según las marcas) – 1 taza

Calorías (Kcal)

Carbohidratos (gr) Proteínas (gr) Grasas (gr) Azúcar (gr) Sodio (mg) Fibra (gr)

Calcio (mg)

De vaca descremada [Marca: Dos Pinos – Delactomy]

83

12 8 0.3 12 125 0 300

De soya sin azúcar (fortificada con calcio) [Marca: Silk]

80

3 7 4 0 70 2

300

De almendras sin azúcar (fortificada con calcio) [Marca: Silk]

35

<1 1 2.5 0 160 <1

450

De coco sin azúcar (fortificada con calcio) [Marca: Silk]

45 <1 0 4 <1 35 0

450

tipos_De_leche_vegetal

 

leche animal vs vegetal