Divina esta receta!!

El zapallo (auyama, calabaza, butternut squash) es un vegetal de sabor dulce perteneciente a la familia de las cucurbitáceas, dentro de las que encontramos más de 850 especies como por ejemplo el pepino o el calabacín (zucchini).

Entre sus propiedades tenemos:

  • Es súper bajo en calorías y carbohidratos. 100 gramos de zapallo aportan sólo 30 calorías y 7.6 gramos de carbohidratos de bajo índice glicémico.
  • Tiene un alto contenido de agua, siendo diurético y ayudándonos a evitar la retención de líquidos o hinchazón.
  • Aporta un alto contenido de betacarotenos; antioxidantes derivados de la vitamina A (143 mg en 100 gramos de zapallo) lo que nos ayuda a prevenir la aparición de ciertos tipos de cáncer y contribuye con la salud de nuestra piel.
  • Por su alta digestibilidad, es excelente para personas con gastritis, reflujo o acidez estomacal.
  • Por su contenido de fibra, nos ayuda a tener un correcto tránsito intestinal y regula nuestro colesterol y glicemia (azúcar en la sangre).
  • Contiene un aminoácido llamado triptófano, el cual nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y evitar la depresión.
  • Es alto en potasio, (340 mg en 100 gramos de zapallo) el cual nos ayuda a contrarrestar los excesos de sodio en el organismo y a evitar calambres.
Los valores de macronutrientes y micronutrientes fueron obtenidos de la Tabla de composición de los Alimentos de Centroamérica y Panamá.

Ingredientes: (Rinde para 4 arepitas, para 2 personas)

  • 125 gramos de zapallo (calabaza, auyama) sin cáscara.
  • 1 taza de avena en hojuelas molida o “harina” de avena
  • 2 sobres de stevia o splenda
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 25 ml de agua

Procedimiento:

  • Hervir el zapallo (calabaza, auyama) durante 30 minutos.
  • Retirar del agua y agregar en un recipiente hondo.
  • Majar/ machacar con un maja/ machaca papa o tenedor hasta volverlo puré.
  • Agregarle la taza de avena molida o “harina de avena”, los 2 sobres de edulcorante sin calorías, la 1/2 cucharadita de sal y los 25 ml de agua.
  • Mezclar bien, hacer unas bolitas, aplastarlas en forma de arepa y agregar en una sartén anten antiadherente con un poquito de aceite en spray.
  • Dorar por ambos lados.
  • Retirar de la sartén, abrir a la mitad y rellenar con alimento de preferencia. (Yo las rellené con queso blanco fresco bajo en sal)