Hoy les comparto esta imagen, porque estoy enferma y soy de las que muevo cielo y tierra para encontrar un momento en el día, pase lo que pase (y digan lo que digan) para ir al gym, (al menos 5 días a la semana). PERO.. a pesar de que estaba muy agradecida e impresionada de que llevaba muchos meses sin tener gripe (aún estando rodeada de gente enferma) hoy ando tumbada en cama.

Les explico por qué no es bueno hacer ejercicio cuando estás enfermo:

Durante la enfermedad, tu sistema inmunológico está debilitado y tu cuerpo está tratando de recuperarse y de destruir las bacterias o los virus. Para esto, requiere de mucha energía, que, al entrenar, restamos para esta misión.
Además, cuando se trata de gripe o existe fiebre, eliminamos gran cantidad de fluidos y nos deshidratamos. Hacer ejercicio nos seguiría deshidratando aún más.

A pesar de que el ejercicio refuerza el sistema inmunológico; estando enfermo no es el momento para hacerlo; ya que éste está concentrado en otra actividad (defendernos de bacterias o virus) y como mencioné anteriormente, el ejercicio restaría energía necesaria para esto.

¡¡Escucha a tu cuerpo!!

Cuando tus síntomas son ligeros y te sientes bien ejercitando, continúa. Pero si te sientes mal a medida que continúas la actividad física, simplemente para y vete a descansar. Por otro lado, cuando tus síntomas son más fuertes y no tienes ni ánimo de levantarte de la cama, tu cuerpo está pidiendo reposo y buena alimentación para recuperar las energías.